domingo, 2 de junio de 2019

El dolor original


Hoy, la continuación de Debutantes del Mc Donnald's, un relato que me vienen reclamando desde hace doce años. Todo llega, juas. Pasen y lean.












Eran tiempos difíciles.

Marcos y yo acabábamos de conocernos, pero en poco tiempo tendríamos la suficiente intimidad como para reconocernos hasta por el olor. El primer contacto sexual había tenido lugar en el baño de un Mc Donnald’s. Le chupé la pija demasiado rápido y torpemente. Se me ocurre que podríamos haber terminado cogiendo en el retrete pero era un lugar muy concurrido y poco apto para ese tipo de acercamientos, más que nada por nuestra inexperiencia (con un par de años más, al menos yo sería capaz de hacerlo en sitios mucho más expuestos). El país estaba convulsionado. La crisis económica había llegado a su punto máximo y el gobierno de la República tambaleaba. Cuando bajábamos las escaleras desde el primer piso, los empleados del local se apuraban a bajar las persianas metálicas. Los disturbios callejeros se habían agudizado con el caer de la tarde y varios negocios habían sido saqueados. En el salón había muchos que no parecían tomar conciencia de la situación y permanecían en sus mesas, consumiendo como si nada sucediese. Otros, en cambio, nos hallábamos en la disyuntiva entre salir a la calle para regresar a casa o permanecer en el lugar hasta que pasara el tumulto. Ante mi indecisión, fue Marcos el que tomó la iniciativa. Me tomó de la mano y me dijo que fuéramos a su casa, que estaba a pocas cuadras. Desbordado por la situación (todavía no asimilaba el sabor de su semen en la boca y ya veía a la gente correr por la calle huyendo de la muchedumbre), me dejé guiar como un autómata. Fueron las tres cuadras más largas de mi vida, Hasta donde yo tenía conciencia, La Plata siempre había sido una ciudad tranquila, pero aquella tarde, de sopetón, se había transformado en un pandemónium. Una gran masa de gente marchaba por la avenida con pancartas y cánticos en contra del presidente, del ministro de economía y de los bancos. De repente, como respondiendo a una orden superior, buena parte de ellos arremetió contra las vidrieras con palos y piedras. Algo había escuchado acerca de las revueltas, en la tele había visto los desórdenes de Buenos Aires, pero no había imaginado que los vería en vivo y en directo. Un pibe de nuestra edad, con la camisa anudada en la cabeza y la cara desencajada, lanzó un adoquín contra los cristales de una disquería. Yo iba en ojotas y uno de los vidrios se me clavó en la planta del pie derecho. Tanto Marcos como yo estábamos lo suficientemente asustados como para no pensar en detenernos y así fue como corrí a duras penas unos cincuenta metros, hasta llegar a la esquina, enterrándome más y más el vidrio a cada paso. Tomamos una calle lateral. Algunos curiosos se asomaban a la puerta para ver los desastres. Un tipo gordo que apenas podía caminar se había plantado en mitad del asfalto y sacaba fotos. A mitad de cuadra le rogué a Marcos que nos detuviéramos: el dolor era muy intenso y, cuando miré hacia abajo, tenía el pie ensangrentado. Obvio que era una cosa de nada (hoy lo sé), sin embargo, para aquel Ezequiel que había crecido en el seno de una familia disfuncional pero de clase media acomodada, aquello representaba casi una herida de guerra. La preocupación de Marcos no iba en saga. De haber tenido fuerzas suficientes, me habría alzado en brazos y yo habría cumplido mi sueño adolescente de ser una princesa de Disney. Él era más alto que yo (metro ochenta contra metro setenta y pocos), pero era flaquito como un espárrago mientras que yo, sin ser corpulento todavía, tenía mi contundencia.

A duras penas llegamos a su casa.

La madre de Marcos estaba en la puerta de su casa, muy preocupada. Lo había estado llamando al celular, pero, con el pete primero y con los nervios después, su hijo no había prestado atención al aparato desde hacía largo rato. Prácticamente, la mujer nos empujó hacia el interior de la vivienda cuando nos tuvo al alcance. Recién adentro se dio cuenta de que no me conocía.

― Él es Ezequiel… ―me presentó Marcos― Un compañero de taekwondo.
















¡Taekwondo! ¡El chabón le batió TAEKWONDO! ¿Qué podía saber yo de taekwondo? Apenas si sabía cómo escribirlo. Por fortuna, la madre de Marcos estaba tan sumida en el tema como yo, de modo que no hizo más preguntas. Fue muy amable conmigo. Me curó la herida. Puso una pinza de depilar al fuego y con ella me sacó el trozo de vidrio. Con la corrida se me había enterrado bastante profundo (todavía tengo la cicatriz). Me desinfectó y me vendó el pie, mientras Marcos le ponía condimento al relato de los hechos que acabábamos de vivir.

Pasado el mal momento, la televisión seguía transmitiendo imágenes de los incidentes que se repetían a lo largo y a lo ancho de la Argentina. La madre de Marcos, una cuarentona muy bien puesta con modales aristocráticos, no paraba de escandalizarse.

― ¡Qué barbaridad! ¡Qué escándalo! ¿Dónde vamos a parar? ¡Y mi marido que no llega…!

El marido llegó al poco rato junto con su otro hijo, un par de años mayor que Marcos. Felipe padre y Felipe hijo. Los dos tan fuertes que al instante me di cuenta de que me había tocado el menos lindo de los hombres de la familia. Felipe padre fue el primer maduro que me hizo fantasear y en los día sucesivos le dedicaría un par de pajas. A Felipe hijo llegué a verlo con la pija en la mano (días después, mientras meaba) y siempre fue algo así como una asignatura pendiente.

Marcos no era feo. Pero era tan esmirriado, tan larguirucho y torpe al caminar… No obstante, me gustaba su verga y, durante el poco tiempo que duró nuestra relación, le saqué los jugos a más no poder.

En algún momento de la charla, quise saber si funcionaba el transporte público. De alguna manera tendría que regresar a mi casa. Felipe padre tuvo una respuesta categórica:

― ¡Ni pienses que vas a volver solo! Cuando pase el quilombo, te llevamos en el auto.

Eran un poco oligarcones (psicopedagoga ella y arquitecto él), pero buena gente.

Quisieron que llamara por teléfono a mi casa para que mi vieja se quedara tranquila. Yo sabía que era día de culto y que mi madre no llegaría hasta que no terminara su reunión en la iglesia. De modo que hice la pantomima del llamado y todos contentos.

El resto de la familia se quedó frente al televisor, angustiándose por los acontecimientos, en tanto Marcos y yo nos retiramos a su cuarto para “escuchar música”. Era una casa gigantesca. Uno de esos viejos caserones “tipo chorizo”, con varias habitaciones de techos muy altos, dispuestas en hilera y conectadas por un enorme patio longitudinal que Felipe padre había techado y subdividido convenientemente para crear más ambientes, decorados con un gusto muy ecléctico que daba cuenta de sus viajes alrededor del mundo. Convenientemente, la habitación de Marcos era la última, al fondo de la propiedad.

Su cuarto, para no desentonar con el resto de la casa, también era desorbitadamente grande. ¿Cinco metros por cinco? ¿Seis por seis? ¡Hasta tenía un kayak dispuesto sobre un anaquel de roble en una de las paredes! Libros, discos, juguetes por todos lados. Cualquier desprevenido podría haber supuesto que todo en aquella habitación estaba en desorden. No obstante, una mirada profunda permitía detectar cierta armonía en aquella engorrosa acumulación de objetos. De todos modos, no estaba yo allí para criticar la decoración y ambos lo sabíamos. Marcos se acercó al gran equipo de audio y puso música de la gran reina del pop. Habíamos chateado lo suficiente y él ya sabía de mi amor incondicional por Madonna. Acto seguido, bajó la intensidad de las luces y se dejó caer sobre la cama. Sonreía. Tan seguro de sí mismo como estaba. Parodiando una coreografía al ritmo de “Don't Tell Me”, me fui acercando lentamente y, cuando estuve a sus pies, mis manos le quitaron las zapatillas y las suyas desabrocharon la cintura de su jean. El pantalón se deslizó con cierta resistencia. Las patitas de Marcos eran dos pálidos escarbadientes muy reacios a la seducción. Pero la verga ya estaba dura otra vez y, como por arte de magia, ocupaba todo mi campo de visión. Me quité la bermuda y repté sobre sus piernas hasta acomodarme de cara a su pubis. En el Mac Donnald’s no había visto que llevaba un bóxer negro con ribetes dorados. Me gustó tanto que, meses después, me recorrí todo Buenos Aires hasta encontrar uno semejante. El glande asomaba sobre el borde. Podía verlo latir. Podía olerlo. Mi cintura se acomodó entre los huesos de sus rodillas y mi boca se aprestó a trabajar como si supiera hacerlo. Le pasé la lengua desde los huevos hasta la punta de la pija, sabiendo que, tras la sequedad de la tela, mi lengua sería recompensada con la acidez de sus primeros jugos al final del recorrido. Ya había pasado un par de horas desde que Marcos me llenara la boca de semen y todo estaba preparado para la segunda ronda. Tal vez el suyo fue un suspiro exagerado. Fue casi un lamento. Un estertor. Sin embargo, el modo en que el trozo de carne palpitaba ente mis labios daba garantías de que no estaba fingiendo. El instinto me guiaba. Aquella verga gorda y venosa arrastraba sus rugosidades en el interior de mis mejillas, dejaba su senda gustativa sobre la superficie de mi lengua, humedecía de viscosidad la fosa de mi garganta. En la infancia, la paleta del pediatra me provocaba arcadas. Quién sabe si no hubiera sido más efectivo usar una poronga para auscultar mis amígdalas. Por gracia de alguna extraña magia, mi tracto bucal era como un guante para aquella verga tan suculenta. Los testículos se apelmazaban cuando lograba rozarlos con mis labios. Yo lagrimeaba y, aun así, la sensación de plenitud que experimentaba, cuando todo su paquete me invadía por la boca, valía el sacrificio. Marcos me tomaba del cabello y me empujaba hacia abajo. O inmovilizaba mi cabeza con las manos y elevaba su pelvis hasta hacer desaparecer toda su verga entre mis quijadas.













Así estuvimos largo rato entre gemidos y gruñidos de agonía. Madonna inició y terminó varias canciones hasta que Marcos suplicó que me detuviera.

― Esta vez no quiero terminar en tu boca. Tenemos que pasar al siguiente nivel.

Me asaltó una oleada fría de ansiedad y de temor. Había llegado el momento que habíamos imaginado largamente. Cada uno desde su perspectiva tenía un plan al respecto. El mío, rústico y fantasioso al inicio, consistía en una penetración salvaje que revolucionara mis sentidos y me convirtiera en algo así como una ninfómana, llamárase como se llamara en el caso de los varones. Llevaba tanto tiempo imaginándolo que la información abrió paso a las dudas. Aunque el miedo no lograba eliminar el deseo. En el caso de Marcos, creo que el objetivo era más sencillo: introducir su pene erecto entre mis nalgas (o de quien fuere) hasta que se le desinflara por el agotamiento.

Me ayudó a desnudarme y se quedó mirándome como asombrado. Luego él también se desnudó y, esta vez para mi sorpresa, se tendió a mi lado, me acarició y me estrujó las nalgas y me besó en los labios con una ternura que nunca le hubiera sospechado. La magia duró apenas unos instantes. Después, la situación asumió el esperado salvajismo. Sin embargo, fue tan dulce que, aun hoy, después de tantos años, trato de lograr ese destello de sensibilidad con cada uno de mis amantes.

Marcos me puso boca abajo y se montó sobre mi cuerpo para penetrarme sin dilaciones. Su verga se abrió paso entre mi carne sin pedir permiso y todo el dolor que jamás había experimentado se hizo presente allí, danzando entre los acordes de “Gone”. La misma Madonna parecía burlarse de mí con eso de “I won't be broken again” justo en el momento en que Marcos se afanaba en destrozarme. Aunque… aquel dolor, aquel padecimiento infinito era, a la vez, un raro hechizo, porque hubiera deseado que nunca terminara. En el fondo, los putos somos algo masoquistas. Lo supe aquella tarde y todavía lo sostengo. Por escasos tres minutos (lo que dura la canción) mi nuevo y fugaz amigo fue otra persona, muy diferente a ese otro chico que me besara con tanta ternura. Su pija se ponía más y más dura a medida que se clavaba entre mis glúteos y yo habría gritado con justa causa, si no hubiera estado consciente de las consecuencias.

Lamentablemente, cuando mi esfínter comenzaba a dilatarse y el tremendo dolor parecía menguar, Marcos empujó su miembro a fondo y allí se detuvo, en medio de un quejido ahogado. Sentí el fuerte latido de su verga en mi interior. Se hinchaba y se relajaba a un ritmo vertiginoso y, en cada pulsación, vaciaba su leche en mis entrañas.

El silencio llegó sin esperarlo. Madonna parecía querer ayudarnos, pero pocos segundos después del último acorde, la voz de Felipe hijo se acercaba llamándonos.

Apenas tuvimos tiempo de cubrirnos. Yo alcancé a ponerme la bermuda sobre la piel desnuda. Mi calzón había quedado en algún rincón de aquel extraño orden. Marcos apenas pudo enfundarse en su bóxer negro con ribetes dorados. Su hermano entró de improviso y nos vio. Fueron segundos eternos. Sus ojos iban de Marcos a mí y de mí a Marcos, una y otra vez, tratando de comprender. Por nuestra parte, no queríamos que comprendiera, pero tampoco se nos ocurrió alguna excusa que justificara aquella escena. En medio de la confusión general, Felipe nos transmitió el mensaje:

― Preguntan los viejos si Ezequiel se queda a cenar o prefiere que lo lleven a su casa.

No me daba la cara para quedarme. Felipe huyó apenas dijo sus líneas y nosotros terminamos de vestirnos. Cuando regresamos a la sala, solo estaban los padres y ellos creyeron que mi modo tan peculiar de caminar era a causa de la herida del pie. En parte tenían razón, pero en realidad me dolía el culo.


Continuará...




7 comentarios:

  1. Esos relatos tuyos son siempre tan excitantes que siempre tengo que acabar con ellos... (en el sentido que vosotros le dais a ese verbo)... Jajajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Como siempre unas lieneas brillantes ZekYs. Sin duda ha valido con mucho la pena, aguardar doce añitos para disfrutar de estas segunda parte jajaja. Por cierto... Me he quedado con una duda? Cuando nos describes la casa de Marcos, no he entendido lo que significa eso de: ((( viejos caserones “tipo chorizo” )))??? En España, un chorizo, es un embutido o un ladron. No entiendo para nada ese simil tan gracioso jajaja.

    Besitosss !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. En Argentina, "chorizo" también es un embutido o un ladrón. Y también un pene jajajaja. Pero, además, existe la expresión "casa chorizo" que son casas antiguas muy comunes, sobre todo en Buenos Aires. Se caracterizan por tener varias habitaciones dispuestas una tras otra como los chorizos en una ristra. Te dejo un enlace de Wikipedia en el que se las describe en detalle.

      https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_chorizo

      Eliminar
    2. https://web.archive.org/web/20090521100754/http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/turismo/letras/casachorizo_es5.pdf

      Eliminar
  3. Excelente relato !!
    Zekys me lleva a la escena con peculiar facilidad. La descripción del ambiente es inigualable.
    La medida de los detalles del sexo es justa !! Justa justa sin llegar al límite de la obviedad.
    Me encanta
    Espero no tener que esperar 12 años por la tercer parte ...
    Me quedé con ganas de saber más de Felipe hijo .
    Abrazo grande zekys y maridos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ale. Trataremos de que no pase tanto tiempo jajajajaja

      Eliminar

Ponelo con ganas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SeXXXiones

8teenBoy (2) Abdominales (1) Abel Lacourt (1) ActiveDuty (1) Actores (4) Actores porno (183) Actualidad (1) Adam Bryant (1) Adam Pick (1) Adrian K (1) Adrian Sotiris (1) Adrian TBW (1) Ahsim Ninuka (1) Aiden Garcia (1) Alam Wernik (6) Alan Carly (1) Alan Connery (1) Aldo Belucci (1) Alessandro Katz (3) Alex Chandler (1) Alex Faux (1) Alex Orioli (1) Alex Petersen (2) Alfie Renoid (3) Alfie Wood (3) AllAmericanGuys (1) Allan Backer (3) Allen King (2) Amor (1) Anah Amory (1) Andre B (3) Andreas Fault (1) Andrej Lasak (1) AndrewChristianUnderwear (9) Angel Cruz (1) Angel Diaz (1) Animales (3) Año Nuevo (2) Apolo Fire (1) Aportes Bananeros (1) Arad (5) Arad Winwin (6) Argentino Básico (2) Argentinos (17) Arte (14) Arturo de Cordova (1) Asher (1) Asiáticos (2) Aslan Brutti (1) Atticus Aron (1) Augusta Alexander (1) Austin Armstrong (1) Austin Waitie (1) Austríacos (1) Ayor (4) BadPuppy (1) Bailarines (2) Baptiste Garcia (1) BareTwinks (1) Bastian Karim (2) Bebotes (95) Belleza (116) Ben Lamar (1) Benjamin Bloom (2) Benn Heights (1) Besos (1) BigDaddy (2) BiLatinBoys (1) Billy Taylor (1) Björn Gedda (1) Blake Mitchell (5) Blake Stone (1) BlakeMason (1) Blanco y negro (7) Borek Sokol (2) Boris (BD) (1) BoyFun (2) Brad Chase (2) Brad Fitt (6) Brasileños (7) Brenner Bolton (1) Brent Corrigan (1) británicos (1) BrokeStraightBoys (1) Bruno (LL) (3) Bruno Krause (1) Bryan McCain (1) Bryce Foster (1) Calendarios (4) Calendarios 2015 (1) Cam Vickers (1) Camille Kenzo (1) Canadienses (7) Carilindos (3) Carl Baxter (1) Carl Ross (4) Carnaval (2) Celebridades (1) Chad Karzen (1) Chance (1) Chasen (2) Checos (68) Chicos de Instagram (1) Chino Darín (1) Chris Loan (2) Chris Mears (1) Clásicos (5) Claude Cocteau (2) Claude S (1) Cliff Jensen (1) CockyBoys (8) Colby Chambers (2) ColbyKnox (2) Collin Simpson (1) Colombianos (6) Consultorio de Sony (2) Cooper Ryde (1) Corbin Colby (4) CorbinFisher (1) Corey Hayes (1) Cortos de temática gay (1) Cory Zwierzynski (2) Cosas divertidas (5) Cosas Importantes (5) Culos (10) Cumpleaños (8) CuteFox19 (3) Cyann Espaisy (1) Dakota Brown (1) Dalton Briggs (1) Damian Dickey (2) Damien Dickey (2) Daniel (CF) (1) Daniel (TBW) (1) Daniel Valent (2) Danny Gunn (2) Dano Sulik (2) Dante Colle (2) Danza (3) Darryl Declan (1) Dayton O'Connor (2) Ddot Tessor (2) Dean Charles Chapman (1) DeAngelo Jackson (1) Denis Rizzo (2) Deportistas (4) Derek P (1) Desnudos (69) Devin Lewis (1) Dick Casey (2) Dima Novakov (1) Dimitri Kane (1) Diogo (MOL) (1) Dlaor Grebke (1) Doble penetración (5) DoggyBoys (1) Dominic Pacifico (1) Dominik TBW (1) Doryann Marguet (2) Drae Axtell (1) Drake Magnum (1) Draven Milo (1) Dru TBW (1) Duane Fontana (1) Duchas (4) Dustin Cook (1) Dylan Simon (1) Efemérides (14) El Bebote de Papá (1) El Cazador Checo (16) Elias Cooley (1) Ellis (CF) (1) Eloy (LL) (2) Emmanuel (OTB) (1) EmoNetwork (1) EnglishLads (1) EnigmaticBoys (2) Ennio Guardi (1) Entrevistas (1) Enzo TBW (2) Erecciones (10) Eric Harper (1) Erik Kovac (2) ES Collection (1) Eslovacos (6) Españoles (4) Espectáculos (1) Estadounidenses (62) Evan Parker (1) Evan Ryker (1) Fábio Ferraz (1) FamilyDick (2) Famosos (1) Favoritos (9) Fede (1) Felix Maze (1) Felix Webster (1) Filip Smirnov (1) Flaquitos (3) Fondos de pantalla (4) Fotógrafos (6) Fotos (120) Fran TBW (1) Franceses (8) Franko Anderson (1) Frases célebres (2) Fred Calvo (1) French Twinks (5) Frisbee (5) Frisky Summer 2 (5) FuckerMate (1) Gabriel Angel (1) Gabriel Jaime (1) Garri TBW (1) Gasthon Barrios (Fotógrafo) (1) Gayhoopla (2) Gilles M (1) Gilles Marais (1) Grey Donovan (1) Guillaume Côté (1) Gustavo Bustos (2) Guys in Sweat Pants (3) Gynt Klein (2) Halloween (2) Harper (CF) (1) Hayden Brier (1) Hayden Harris (1) Hayden Stephens (2) Hayden TBW (1) Heath Denson (1) HelixStudios (13) Henry TBW (1) Historia (1) Hombres Frescos (1) Homofobia (2) Honza Onus (1) Hoyt Kogan (2) Humor (2) Húngaros (6) Hunter Graham (1) Ian Borne (1) Ian Levine (1) Ida y vuelta (15) Imaleb (11) Ingleses (8) Ion Davidov (3) Iraníes (4) Islandeses (1) Israelíes (1) Ivan Mraz (4) J D Cadinot (1) Jack Blue (1) Jack Hunter (1) Jack Robbins (1) Jack TBW (1) Jacob Armstrong (1) Jacob Dixon (2) Jacob Ford (2) Jacob Peterson (2) Jadon TBW (2) Jae Gorgeous (2) Jaime del Rey (1) Jake Bass (4) Jake Lyons (2) Jake Parrick (1) Jake Steel (1) James Jamesson (1) James Krupicka (1) Jamie Sanders (1) Jan Faust (1) Jason Paradis (3) Jaxton Wheeler (1) Jean Keres (1) Jean Morocco (1) Jeff Daniels (3) Jerry Harris (1) Jess Vill (1) Jesse Charles (1) Jesse Santana (2) Jessie Charles (1) Jessie Montgomery (4) Jet Set (2) Jim Kerouac (3) Jiri Lubov (1) Joe Black (1) Joel Vargas (4) Joey Lafontaine (1) Joey Mills (5) Johan Paulik (1) John Hill (1) Johnny Cruz (2) Johnny Rapid (3) Johnny Sheffield (1) Johny Cherry (1) Jon Pastor (1) Jorge Orlando (3) Josh Green (1) Josh Hunter (1) Joshua Levy (1) Joshua Logan (2) Jules Laroche (1) Julián Aristizábal (1) Julian Armanis (4) Julien Adagio (1) Junior Bastos (1) Justin Conway (2) Justin Harris (1) Justin Leroy (1) Justin Owen (1) Justin Underwood (1) KA (1) Kaike (1) Kellan James (1) Ken Summers (1) Kenny Seymour (3) Kevin Ateah (1) Kevin Benoit (1) Kirill Dowidoff (1) Koby Lewis (1) Kody Knight (1) Kristian Jensen (1) Kyle Ross (2) Kyle Willis (2) Kyler Ash (2) La Serpiente y el Dragón (6) Lance Luciano (1) Landon Mycles (2) Landon Vega (1) Lars Norgaard (4) Latinos (16) Leandro Carrizo (1) Leche Latina (3) Lee Foxx (1) Leoj Nikrib (1) Leonel Segall (1) Letones (2) Leunam Soir (1) Levi Karter (2) Liam Cyber (2) Liam James (1) Lino Belucci (1) Logan Cross (1) Logan Milano (3) Logan Moore (3) Lomazos (127) Los chicos del Cazador (19) Los chicos del Lechero (1) Los pocos elegidos (5) Lucas Murnaghan (Fotógrafo) (3) Luciano Barese (1) Lucky Taylor (1) Luda Wayne (2) Lukas Ridgeston (2) Luke Allen (1) Luky Svit (2) Mada Ateluhcra (2) Maduros (9) Mamadas (4) Manny (SC) (1) Marc Aubrey (1) Marc Vidol (1) Marcel B (2) Marcello Russo (1) Marcelo (RFC) (1) Marcus Mojo (2) Marcus Rivers (1) Marek Chytry (1) Marek TBW (1) Mark Aubrey (1) Mark Brown (1) Mark Zebro (1) Martin Hovor (1) Martin Osment (1) Martin TBW (1) Masajes (1) Matej Borzik (1) Mateo Vice (2) Matt Lambert (1) Matt O'Reilly (3) Matt Woody (1) Matthew Rush. (1) Max Carter (2) Max Ferro (1) Max Penn (1) Max Ryder (2) MEN (4) Men Hard at Work (1) MeninosOnLine (1) MenPOV (1) Mexicanos (1) Michael DelRay (3) Michal Tarkus (1) Mickey Knox (1) Milan Christopher (2) Milos Janek (2) Mitología (1) Modelos (13) Musculosos (1) NakedSword (2) Navidad (12) Negros (10) Neo (1) NextDoor (3) Nick Lamar (1) Nick Mascardo (2) Nick Vargas (4) Noah Matous (1) NoirMale (1) norteamericanos (1) Noticias LGBT (2) NTC (2) Odla Icculeb (1) Onig Acsom (1) Onil Icculeb (1) OTB (2) Pajas (19) Pandora Boxx (1) Paraguayos (2) Parejas (111) Parker Perry (2) Pascua (8) Patrik Donovan (1) Patrik Maly (1) Patty Cat (1) Paul Hunter (1) Paulino (OTB) (1) Paulo Phillipe (1) Pavel Otava (1) Películas Completas (1) Pelirrojos (1) Peludos (1) Penes (6) Peter Le (2) Petr Cernyka (3) Petr Zuska (3) Pierce Paris (1) Pies (1) Pijitas (1) Piscinas (1) Placeres de Oriente (1) Playas (4) Pornotubers (2) PrideStudios (1) Primavera (2) Publicidad (4) Pyotr Tomek (3) Radek Smi (1) Rado Viker (1) Rafael Poggi (1) Rainbowmedia (2) Ramon Macchio (1) RandyBlue (4) Raul Zulu (1) RawFuckClub (1) RawInBrasil (1) Ray Weil (1) Recargados (40) Red Hot Chili Peppers (1) Relatos (14) Rerrah Kcaj (1) Rey (SC) (1) Reyes Magos (1) Richard (1) Robin Castel (1) Roman (1) Roman Ch (1) Roman Chaykin (1) Romi Zuska (2) Ropa interior (1) Rose Ryan (1) Rosta Benecky (1) Ruben Bart (2) Rubios (22) Rudy Bodlak (1) Rudy Stone (1) Rudy Valentino (1) Rumanos (2) Rusos (16) Rustie Port (1) Rusty Taylor (1) Ryan Jordan (1) Ryan Sharp (1) Ryan Tomek (3) Ryan Torres (1) Sacerdotes (1) Sacha K (1) Salvatore Salvi (1) Sam Brooks (2) Sam Santi (2) Sam Williams (1) San Valentín (2) Sascha Chaykin (1) Se busca (1) Sean Cody (1) Sean Ford (3) Sean Gomes (Fotógrafo) (1) Sean Zevran (1) SeanCody (1) Sebastian (CF) (1) Sebastian Bonnet (8) Seguridad Aeroportuaria (1) Series televisivas (1) Seth Fornea (2) Sexo al aire libre (28) Sexo explícito (171) Sexo Grupal (16) Sexo Oral (1) Shane Hirch (1) Solo por Diversión (5) Solos (8) Sony (7) Spencer Laval (1) Squirtz (2) Stanley (EB) (3) Staxus (22) Steven Andrade (1) Str8Hell (2) Suecos (1) Sven Laarson (2) Syhr Reggaj (1) Tanner (SC) (1) Tatuados (3) TBW (11) Têtu (1) Thierry Aulin (2) Tim Hamilton (1) Tim Walker (1) TimmyTaylor (1) Timo Garrett (1) Tito Delray (1) Titus Snow (1) Tobias Mose (1) Tom Daley (2) Tomas Belko (1) Tommy Hunter (1) Tony Conrad (2) Topher Di Maggio (4) Trabajadores (5) Trailers (1) Trans (1) Tríos (32) Tristan Adler (1) Troy Ryan (1) Troy Stevenson (1) Tucker Jennings (2) Tunesinos (1) Tyler Hill (1) Tyler Johnson (2) Tyler Torro (2) UkNakedMen (2) Uriel Ramirez (1) Uriel Yekutiel (1) Vadim TBW (1) Vadim Van Neerland (1) Verano (3) Verano Juguetón (5) Vergas (2) Vergas grandes (8) Victor (1) Videos del Amigo Bello (23) Videos educativos (2) Videos Musicales (9) Videos porno (183) Videos publicitarios (14) VIH/SIDA (2) Vincent (GISP) (1) Vlado Iresch (1) Warwick Rowers (1) Wes Campbell (1) Will Braun (2) Will Sims (1) WilliamHiggins (1) Xander Hollis (1) Yago (RFC) (1) Yoan Desanges (1) Youtube (1) Yuri Adamov (1) Yves Carradine (1) Zekypedia (4) Zilv y Rourke (2)

La forma correcta de ponerlo



... Y cuando sientas que la vida te supera...